Rutina para empezar a correr, tips necesarios

Siempre es mejor que el comienzo de un entrenamiento siga un esquema preciso y bien pensado. Te dejamos a continuación una rutina para empezar a correr:

Entrada en calor: realizar un trote suave de entre 10 y 15 minutos.
Flexibilidad inicial: Antes de empezar con la corrida principal, realizar una elongación de 10 minutos de los principales músculos a trabajar.
Trabajo principal: Dependerá del entrenamiento planificado para ese día que puede ser:
1) Circuitos cortos (de 1 a 10km) o Circuitos largos (de10km y más) que los mismos pueden ser con o sin cambios de ritmo.
2) Cada circuito se puede complementar con trabajos de pasadas cortas (de 100 a 300m), medias (de 400 a 800m) o pasadas largas (de 1000 a 3000m).
Trabajos de fuerza: Dependiendo del circuito que elegimos para cada día podemos complementarlo con abdominales, espinales y fuerza de brazos (flexiones).
Vuelta a la calma: Trote muy suave regenerativo entre 5 a 10 minutos.
• Aunque muchas veces no vamos a tener ganas de volver a correr este trabajo es importante para comenzar a relajarnos y no acumular ácido láctico.
Flexibilidad final: Elongación general de todos los músculos, poniendo énfasis sobre los trabajados aunque parezca sólo un descanso es importante esta parte de la rutina para evitar lesiones post entrenamiento y poder volver a las pistas al día siguiente.

¡Mucha suerte!

Visitá nikecorre.com.ar